VACUNACIÓN CONTRA COVID-19 NO SE IMPONDRÁ A LA POBLACIÓN: PRESIDENTE; DESTACA BENEFICIOS DE RECIBIR DOSIS

“Nada por la fuerza, todo por la razón. Hay que convencer, persuadir, no imponer”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a la vacunación contra COVID-19.

En conferencia de prensa matutina, durante el informe semanal del curso de la epidemia, el mandatario sostuvo que el Gobierno de la Cuarta Transformación seguirá sensibilizando a la población sobre la importancia de vacunarse para prevenir enfermedad grave, hospitalizaciones y defunciones.

“Sí ayuda mucho la vacunación. Hay que seguir vacunándonos. (…) No confiarnos, protegernos. Afortunadamente ha estado bajando la pandemia, pero tenemos que vacunarnos todos”, remarcó.

El jefe del Ejecutivo destacó que México tiene altos porcentajes de vacunación en comparación con otros países del mundo. Actualmente la Secretaría de Salud reporta que en el país se ha vacunado a 75 millones 955 mil 466 personas que representan el 85 por ciento de la población mayor de 18 años.

Dijo que en México no se impondrá la vacunación aun cuando se obtienen importantes beneficios en el ámbito de la salud pública.

“No vamos a volver nunca obligatoria la vacunación. No porque nosotros tenemos un pueblo que es mucha pieza. Estamos en los porcentajes más altos de vacunación en el mundo. La gente se está vacunando y cada vez avanzamos más, ya estamos en el 85 por ciento y vamos a rebasar el 90 porque tenemos un plan para seguir convenciendo a rezagados”, apuntó.

Sostuvo que se respetará a quienes no desean vacunarse y se fortalecerá el Plan Nacional de Vacunación con el objetivo de llegar a las zonas lejanas del país.

“Tenemos que seguir ampliando la vacunación. Llegar a todos. Tenemos ese propósito. Ayer en la reunión de salud decidimos reforzar la vacunación llegando a todas las comunidades, hasta las más apartadas”, enfatizó.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, informó que la ocupación hospitalaria por COVID-19 se redujo casi 90 por ciento en comparación con el punto máximo de la segunda curva epidémica.

En poblaciones con alta cobertura de vacunación, la cantidad de casos graves es menor porque las vacunas reducen las hospitalizaciones y defunciones, expuso el vocero de la estrategia para controlar la pandemia.

A %d blogueros les gusta esto: