AL VUELO/ Adelantados

Por Pegaso 

Recién arrancaron las campañas electorales de los candidatos a diputados federales y ya hay por ahí algunos señalamientos por actos anticipados. 

Se supone que los candidatos a alcaldes y diputados locales deben estar acuartelados, guardaditos y sin chistar en sus respectivos comités de campaña, esperando el arranque de sus actividades proselitistas, que será el día 19 de abril. 

Sin embargo, vimos en el evento de Gerardo Peña cómo subieron incluso al templete, y lo mismo pasó en el acto de inicio de Leticia Gutiérrez, ambos del PAN. 

Lo vemos todos los días cuando pasamos por los bulevares cómo Gustavo Rico, del PRI, ha puesto varios panorámicos donde dice: “Rico, Rico, Rico”, o donde promociona una producción suya de las redes sociales llamada: “Consume lo local”, o en los panorámicos rositas de Benito Sáenz que dicen: “Va por Reynosa”, o en el comercialote de Jonathan Zorrilla, propietario de un negocio llamado La Barbachería, o en el panorámico del águila comiéndose una serpiente azul, de MORENA. 

No soy un especialista en la materia, pero algo ahí no está bien. 

La ley electoral tiene recovecos que pueden ser aprovechados para hacer actos anticipados de campaña sin que haya una violación a la misma ley. 

“Y está con nosotros un amigo de Reynosa”-decía un presentador en un mitin político. 

No decía: “Y está con nosotros el candidato a la Presidencia Municipal de Reynosa”, porque entonces sí, sería acto anticipado. 

¿Ven cómo se puede violar la ley sin violarla? 

Por muy contradictorio que suene, resulta una práctica común en todas las campañas políticas. 

Es válido, por ejemplo, apartar un espectacular desde tiempo atrás poniendo alguna imagen o frase que aluda veladamente al candidato de tal partido, pero que aún no puede promocionarse abiertamente, so pena de incurrir en campaña anticipada, porque la ley no es específica en ese sentido. 

Es una delgada línea que separa lo legal de lo ilegal. 

Partidos hay como el PRI que son verdaderos equilibristas y unos expertos en aprovechar los mencionados recovecos legales. 

Lo que sí es un hecho es que los candidatos a diputados locales y alcaldes están que se les queman las habas por entrar de lleno a la contienda electoral. 

Vimos eventos de apertura de campaña multitudinarios, principalmente de los candidatos a diputados federales de MORENA y el PAN. 

No me imagino cómo serán los de candidatos a alcalde, donde se supone, es donde más se desborda la pasión política. 

De cualquier modo, los señalamientos que ya se empezaron a ventilar solo anticipan que serán unas campañas especialmente competidas, difíciles, ríspidas. 

Se peleará hasta el último voto como si fuera un filón de oro, porque los ánimos están polarizados. 

Termino mi colaboración de hoy con el refrán estilo Pegaso: “¿Permaneces próximo a Cucumis melo o a Citrullus lanatus?”  (¿Estás con melón o con sandía?) 

A %d blogueros les gusta esto: